3 de marzo de 2010

Drenaje Linfático Manual

(pincha en la imagen para agrandarla)

Aunque poco conocido, desde hace ya algunos años gracias al avance de científico apreciable en el conocimiento de la fisiología de los tejidos se ha producido un notable avance en el conocimiento de la circulación de la linfa por nuestro cuerpo.

La Linfa es un liquido transparente o blanco lechoso que contiene ciertos elementos entre los cuales se destacan una células propias llamadas Linfocitos. También puede contener otras e incluso glóbulos rojos. La linfa no es bombeada por un mecanismo propio, como lo es la sangre por el corazón, sino que se mueve cuando los vasos linfáticos son comprimidos por los músculos y tejidos que los rodean al contraerse durante el movimiento. Pero este mecanismo natural se puede ver alterado por distintas causas (sedentarismo, traumatismos, enfermedades, postoperatorios), ingesta de medicaciones, alteraciones viscerales, etc. Su mal funcionamiento es una de las causas principales de la acumulación de líquido en los tejidos y la posterior formación de edemas y otras molestias asociadas a la retención de líquidos en los tejidos.

¿Cuándo y dónde se gestó esta técnica?

A principios de los años 30 el matrimonio danés Emil y Estrid Vodder trabajaban como fisioterapeutas en la costa azul francesa. Una parte importante de sus pacientes procedían de la fría y húmeda Inglaterra. La mayoría acudían aquejados de enfermedades crónicas de las vías respiratorias superiores, por lo que observo en ellos que se les palpaban ganglios linfáticos en el cuello hinchados y duros e intuitivamente comenzaron a darles suaves masajes sobre estos ganglios esperando que mejorara en parte el estado de salud de los mismos, lo cual confirmaron ampliamente en las practicas sucesivas. Luego de esto se dedicaron intensivamente en desarrollar la técnica que hoy conocemos y que llamamos DRENAJE LINFÁTICO MANUAL.


¿En qué consiste?

Lo principal es saber que este procedimiento debe ser realizado por un profesional debidamente capacitado, el fisioterapeuta es el mas indicado, siempre y cuando la terapia haya sido aprobada por el médico. En el caso de los drenajes linfáticos con fines estéticos, se debe tener la misma precacución. El drenaje linfático consiste en la utilización de las manos y los dedos para evaluar el flujo de la linfa, detectar zonas de estancamiento y redirigir la linfa estancada por otras vías alternativas, de modo que se reanude la circulación linfática normal. La estimulación se produce de un modo suave y lento, estimulando el funcionamiento del sistema.

Las tres acciones principales del drenaje linfático son:
1. Estimula la circulación de los fluidos del cuerpo. Activa la función y la circulación linfática e indirectamente estimula la circulación de la sangre.
2. Estimulación del sistema inmunitario. El paso de la linfa en los ganglios linfáticos estimula el sistema inmunitario. La estimulación de la circulación linfática activa la presentación antígeno/anticuerpo y reacciones inmunitarias.
3. Estimula el sistema nervioso parasimpático (efecto relajante y antiespasmódico)


Beneficios:

Reducción de edemas

Detoxicación del cuerpo Alivio de numerosas inflamaciones crónicas y subagudas, como sinusitis, bronquitis y otitis.
Alivio del dolor crónico
Regeneración de tejido en quemaduras, heridas, estrías y arrugas

Reducción de los síntomas en la fatiga crónica y fibromialgia. etc.

1 comentario:

Angeliq Lipstick and Danielle Blush dijo...

un saludo desde Mexico linda! muy interesante ! te invitamos a seguir nuestro blog http://idomakeuproom.blogspot.com/ xoxoxo